jueves, 6 de noviembre de 2008

CARIBDIS Y ESCILA



Tanto Caribdis como Escila, fueron 2 hermosas mujeres, pero ambas fueron transformadas en monstruos marinos, el temor de los marineros.
Vivían en el estrecho de Mesina, paso entre Sicilia y la península itálica. Vivía bajo unas rocas de la isla.
La expresión «entre Escila y Caribdis» ha llegado a significar estar entre dos peligros de forma que alejarse de uno hace que se caiga en el otro.

Caribdis era hija de Poseidon y Gea, a quien Zeus castigó convirtiéndola en esa horrible y malvada figura, porque trató de robar a Heracles una parte de sus rebaños de Gerión.
Salia a la superficie 3 veces al día, tragaba grandes cantidades de agua, llevándose, con elllas peces, marineros e incluso barcos. Otras tantas veces le devolvía formando un velos remolino en que todos perecían, pues no era posible advertir su presencia porque se ocultaba detrás de una espesa niebla. Solo Odiseo, sonsiguió sortear sus horribles fauces en 2 ocasiones.
Scylla por Genzoman
No se está muy claro como era físicamente, a diferencia de Escila, que se representa con cabeza y torso de mujer, y el resto del cuerpo termina en forma de pez, y de sus extremidades inferiores salían cabezas de perros, cuyos ladridos eran tan leves como los de un cachorro, pero no asi su voracidad.
Se dice que tenia 12 pies pequeños y deformes para sostenerse, que tenia 3 cabezas (o seis según autores) todas ellas con tres hileras de puntiagudos colmillos. Sus padres fueron Hécate y Forcis, o bien, Equidna y Tifón.
Se dice , qu un dia jugaba en la playa, y el dios del mar Glauco, la observaba, sentada sentada en una caleta, lavándose los pies. nadó hasta ella y le habló cortesmente para conquistarla, pero a Escila le daba miedo la gran cola con forma de pez del dios y su cabello lleno de cizaña. quizás lo que aborrecía era su aire engreído, porque el dios se habia envanecido mucho desde que comió una hierba mágica que lo convirtió de un simple pescador a un dios.
Glauco no estaba dispuesto a tolerar dicho desdén, y acudió a Circe, una maga, para lograr su amor, pero ella lo tenia intención de ayudarlo pues estaba enamorada de él, y aunque intentó convencerle de que se merecía alguien mas digno de él, acabó sucumbiendo a las presiones y ruegos de Glauco, entregándole una pócima e instrucciones sobre su uso.
Escila, un dia acudió a bañarse, al lugar en donde glauco habia vertido la pócima, y vió como una jauría de perros la empezaron a atacar. Trató de defenderse, pero los perros la partieron la cintura y se unieron a ella. Glauco, al ver lo que sucedía en la distancia, al ver lo ocurrido, perdio el interés por ella y se marcho