viernes, 21 de noviembre de 2008

CLORIS/FLORA

El Imperio de Flora. S. XVIII

Gian Battista Tiepolo

Recibió culto en el mundo griego y especialmente en el romano, donde se celebran multitud de fiestas en su onor, con mujeres jóvenes bailando por las calles.
La diosa de las Flores y de los jardines,eternamente joven, fue raptada por el dios de los vientos Céfiro, que decidió convertirla en su esposa, cuando vió lo hermosa que era, y le dió muchos hijos. Fué el mismo Cefiro, que por amor, le dió el reino de las flores.
Ayudó a Hera cuando esta huyó del Olimpo tras el nacimiento de Atenea, ofreciéndole refugio en uno de sus templos y le rogó que cogiera la flor más hermosa de su jardin, flor que al arrancar se transformó en Ares, el gran dios guerrero.
Hay otras ninfas llamadas Cloris, que no hay que confundir con la diosa . Un claro ejemplo, es la ninfa Cloris hija de Areturo que fue raptada por el violento dios-viento del Norte (Bóreas) y transportada hasta el monte Nifates, en el Caúcaso. De esta relación nació una hija llamada Hiparce. Cloris fue pronto abandonada por Bóreas, que prefirió a Orítia hija del rey de Atenas. También hubo una Cloris conocida como una de las Piérides, las nueve hijas del rey de Macedonia que osaron desafiar a las musas en música y poesía. Tras realizarse un concurso en el monte Parnaso, las ninfas que actuaron de jueces dieron su voto a las musas, lo que no fue aceptado por las Piérides, que las atacaron e insultaron. Apolo puso fin a la disputa convirtiendo a Cloris y a sus hermanas en urracas, que si bien conservan la facultad de gritar, e incluso de hablar, su canto no es bello.