martes, 11 de noviembre de 2008

EROS o CUPIDO. EL AMOR DE PSIQUE


De los amores de Afrodita y Ares, nacieron varios hijos, per el que llegó a alcanzar mayor reconocimiento fue Eros, dios del amor; Si Afrodita era la diosa de la belleza y del amor, Eros era el encargado de provocar el enamoramiento.

Otros relatos cuentan que es hijo de Poros (la abundancia) y Penia (pobreza), que coincidieron en un banquete en honor a la diosa del Amor.
El mayor reconocimiento lo obtuvo en la época romana, en donde aparece representado como un joven , casi un niño, portando un arco y un carcaj con flechas, que harán a los mortales sucumbir al amor.
Con aspecto juvenil y travieso, ya que a sus flechas sucumbieron mortales y dioses.
Se dice que las flechas de Eros las fabrico él mismo siendo niño. El dios se habia criado en lo más profundo de los bosques, al cuidado de las fieras salvajes, ya que cuando nació, su madre se vió obligada a esconderlo de Zeus. Cuando creció construyó un arco de fresno y con madera de ciprés sus flechas, entrenándose con ellas disparando a los animales amansándolos.

Afrodita estaba celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorarla, y así ordenó a su hijo Eros que la hiciera enamorarse del hombre más feo del mundo. Pero el propio Eros se enamoró de Psique al pincharse con unas de sus propias flechas.
Mientras tanto, los padres de Psique estaban preocupados porque su hija siguiera soltera. ya que al consultar con un oráculo, les dijo que ella no estaba destinada a ningún mortal, sino a una criatura que vivía en la cima de cierta montaña, a quien incluso los dioses temían. Eros había preparado al oráculo para que dijera esto. Psique se resignó a su destino y subió a la montaña. Allí Céfiro, el viento del oeste, la bajó flotando suavemente hasta una cueva. Psique entró la halló llena de joyas. Eros le visitaba cada noche en la cueva, en la penunbra, para no verse, y hacían el amor apasionadamente. Le pidió solo que no encendiese jamás ninguna lámpara porque no quería que Psique supiera quién era . Sus dos hermanas, celosas, la convencieron de que su marido era un monstruo y que debía clavarle una daga. Así que una noche encendió una lámpara, pero reconoció a Eros al instante y dejó caer su daga. Una gota de aceite caliente cayó sobre el hombro de Eros, le despertó y huyó, diciendo: ¡El amor no puede vivir donde no hay confianza! y herido,la hechó y la devolvió a su casa.
Las hermanas, triunfantes, subieron a la montaña, esperando que Eros las amara, pero las desprecío, pues seguia amando a Psique, y estas, al salir de la cueva, cayeron de la montaña y se mataron.
Psique vagó por la tierra, buscando a su amor perdido. La diosa Demeter, le dijo que buscara el favor de su madre, Afrodita.
La diosa le mandó tareas imposibles, como recoger grano en un tiempo imposible de cumplir, pero Eros la ayudó, pues seguía amándola, mandando en su ayuda a las trabajadoras hormigas. Otro trabajo que le encomendó la diosa, que consiguiese lana de oro, en un campo donde pastaban unas ovejas doradas. Pero el dios del río la aconsejó que tenía que cruzar su río para llegar al campo. Éste le dijo que las ovejas eran malas y crueles y podían matarla, pero que si esperaba hasta mediodía, las ovejas irían a buscar la sombra en el otro lado del campo y se dormirían, y que entonces podría agarrar la lana que quedaba enganchada en las ramas y la corteza de los árboles. Psique así lo hizo y Afrodita se enfureció todavía más al ver que había sobrevivido y superado su prueba.
Por último, Afrodita afirmó que el estrés de cuidar a su hijo, deprimido y enfermo como resultado de la infidelidad de Psique, había provocado que perdiese parte de su belleza. Psique tenía que ir al Hades y pedir a Perséfone, un poco de su belleza, guardandola en una caja negra que Afrodita le dio. Psique fue a una torre, decidiendo que el camino más corto al inframundo sería la muerte. Una voz la detuvo y le indicó una ruta que le permitiría entrar y regresar aún con vida, además de decirle cómo pasar al cancerbero, Caronte y los otros peligros. Psique apaciguó a Cerbero con un pastel de cebada y pagó a Caronte para que le llevase al Hades. Una vez allí, Perséfone dijo que estaría encantada de hacerle el favor a Afrodita. Una vez más pagó a Caronte y le dio el otro pastel a Cerbero para volver. Psique abandonó el inframundo y decidió abrir la caja y tomar un poco de la belleza para sí , pensando que si hacia esto Eros le amaría . Dentro estaba un "sueño estigio" que la sorprendió. Eros, que la había perdonado, voló hasta su cuerpo y limpió el sueño de sus ojos, suplicando entonces a Zeus y Afrodita su permiso para casarse con Psique. Éstos accedieron y Zeus hizo inmortal a Psique. Afrodita bailó en la boda de Eros y Psique, y el hijo que éstos tuvieron se llamó Placer o Voluptas.

Eros y Psique, de Antonio Cánovas

Se le representa alado, bello, con los ojos vendados, ya que el amor es ciego.

No hay comentarios: