jueves, 6 de noviembre de 2008

LA NOCHE/NICTE/ NIX /NOX


La noche y según textos romanos que tratan este tema griego, su nombre se traduce como Nox

La personificación y diosa de la noche, hija de Caos, que engendra dos elementos principales de su unión con Erebo: el Éter (‘puro brillo’) y Hemera (el Día). También suponen que Caronte es hijo de ambos.
Aunque según hesiodo, En la Teogonia su descendencia es mucha, y reveladora. Por sí misma, la Noche engendró a Momo (‘sarcasmo’), Ponos (‘pena’), Moros (‘destino’), Tánatos (‘muerte’), Hipnos (‘sueño’), las Hesperides, las Keres y las Moiras, los Oniros, Némesis (‘venganza’), Apate (‘engaño’), Filotes (‘ternura’), Geras (‘vejez’), Eris (‘discordia’) y Oizís (‘angustia’).
En su descripción del Tártaro, Hesíodo añade que Hemera, quien ahora es hermana de la Noche en vez de su hija, abandonaba el Tártaro justo cuando Nix entraba en él; cuando Hemera volvía, Nix se marchaba.
Homero cita a Hipnos, el dios menor del sueño, en la que recuerda a Hera un antiguo favor después de que ésta le pida que haga dormir a Zeus. Hipnos hizo dormir anteriormente a Zeus una vez a instancias de Hera, lo que le permitió causar grandes infortunios a Hércules. Zeus montó en cólera y habría arrojado a Hipnos al mar si éste no hubiera huido asustado hasta Nix, su madre. Zeus, temiendo enfadar a Nix, contuvo su furia y de esta forma Hipnos logró escapar de ella, pues el mismísimo padre de los Dioses, temía su furia (aunque fuera de caracter apacible).
La Noche adquirió un papel incluso más importante en varios poemas de Orfeo. En ellos, la Noche y no el Caos fue el primer principio. La Noche ocupaba una cueva o adyton, donde da oráculos. Crono —que está encadenado dentro, dormido y borracho de miel— sueña y profetiza. Fuera de la cueva, Adrastea tañe címbalos y golpea su tympanon, moviendo el universo entero en una eufórica danza al ritmo del canto de Nix.
En Grecia, la Noche rara vez es destinataria de cultos, aunque se sabe que se le hacían rituales de consagración con ovejas negras y gallos, porque su canto perturba la calmada las noches. De acuerdo con Pausanias, tenía un oráculo, en la acrópolis de Megara.
La Noche, de García Alegría
Los espartanos rendían culto al Sueño y la Muerte, concebidos como gemelos: sin duda la Noche era su madre.