viernes, 28 de enero de 2011

PENGLAI Y HORAI. LAS ISLAS DE LA INMORTALIDAD


En la mitología china, es una de las islas míticas de la inmortalidad.
Se encuentra en el Mar Bohai, y a su lado se encuentran Fangzhang , Yingzhou , Daiyu , y Yuanjiao. Estaban habitadas por los 8 inmortales y otras divinidades, como el mago Anqi Sheng
Todo en la isla parece de un blanco puro. Los palacios que allí se encuentran, son de oro y platino, y los árboles, están engalanados con brillantes y piedras preciosas.
En la isla, no existe el frio, el invierno, la tristeza ni el dolor. Es el monte de la felicidad. Hay comida para todo el que viaja al monte, y el vino o el agua fresca, nunca falta en los vasos del cristal más puro.
Las frutas de los míticos árboles, pueden curar cualquier enfermedad, e incluso, si el visitante es puro de corazón y benévolo, se le puede conceder la eterna juventud. Se cuenta incluso, que en algunos casos, se ha llegado a resucitar a los muertos.
La leyenda de los ocho inmortales cruzando el mar, se originó aquí. Cuentan que se emborracharon en uno de los castillos, y que cruzaron el mar sin ayuda de barcos. 
El primer emperador, Qin Shi Huang, cuentan que se pasó toda su vida intentando encontrar la isla sagrada, pero no tuvo éxito. También cuentan, que mandó a su criado Xu Fu, en busca del elixir de la vida que allí existía, pero este se perdió y acabó en Japón. 
De hecho, la leyenda también pasó a Japón , representado por el Monte Fuji donde se consolidó como la leyenda de Horai 
expedición en buscar del elixir de la inmortalidad
En la mitología japonesa, hay una cierta diferencia. Aqui, sí hay dolor, invierno y muerte. No hay frutos mágicos que curen enfermedades.
La inmortalidad de la isla se debe a que la atmósfera, no está compuesta por aire, sino por almas. Si estas son inspiradas, las percepciones y conocimientos de las almas antiguas, pasarán a los vivos, haciéndolos sabios y justos. 
El pueblo de Horai, cuentan que viven pequeñas hadas protegiendo el lugar, y que como ellas no conocen el mal, sus corazones nunca envejecen.

martes, 18 de enero de 2011

BALALU AYÉ



Es una deidad, (orisha mayor, y además santo), relacionado con diferentes enfermedades, entre las que se encuentran las venéreas, la lepra, la viruela, la peste..., sobretodo, con todas aquellas que afectan a la piel. Y esto se ve reflejado en su apariencia, pues parece un invalido, deforme, se podría decir que en sí mismo, está retorcido.
Vive escondido en los bosques cuando es de día. No le gusta la luz del sol. Se esconde detrás de la venenosa hiedra para que no le de el sol.
Cuando cae la noche, sale de su escondite, y la gente corre a refugiarse a sus casas ya que es, tanto respetado como temido. Él mientras, aprovecha para ir a trabajar con los muertos.
Como sabe lo que sufren los enfermos de estas enfermedades, ya que él las padece todas, les cura. Es un gran conocedor de animales y plantas, que le ayudan en la curación, por eso es también muy venerado.
En un principio, era de aspecto normal. Era muy mujeriego, hasta que su mujer Ochún lo abandonó. Pero siguió acostándose con mujeres, hasta que un dia despertó lleno de llagas. Todo el mundo huía e él, hasta que acabó muriendo de soledad. Pero su esposa Ochún se apeno, pidió ayuda a otra deidad y le devolvió a la vida, cambiado, siendo a partir de entonces, mucho mas caritativo con los demás. 
Cuando los adivinos se reunieron para la distribución de los reinos, a este le tocó Dajome
Este Orisha está muy ligado a la muerte, debido a que ha criado a los nueve Eggún, hijos de Oya
Hijo de Naná Burukú y criado por Yemayá, (Aunque cuentan algunos, que nació directamente de Obatalá), hermano de Oshumaré e Iroko y mediohermano de Changó. Aunque tuvo varias esposas no tuvo descendencia.
Con la entrada del catolicismo, se le relaciona con San Lázaro

miércoles, 12 de enero de 2011

HEIMDALL, EL GUARDIAN DEL ARCOIRIS


Es conocido como el dios guardián en la mitología nórdica.
Hijo de Odín y de nueve gigantas, conocidas como las doncellas de las olas y la luz: Gialp, Greip, Egia, Augeia, Ulfrun, Aurgiafa, Sindur, Atla e Iarnsaxa. Odín quedó tan prendado de las hermosas mujeres, que se casó con las nueve y se combinaron, en el mismo momento, para traer al mundo a Heimdall, que lo alimentaron a base de sangre de jabalí, combinada con el amor de las 9 madres, que le proporcionaron al dios, un crecimiento muy rápido, y así unirse en muy poco tiempo, a los mandatos de su padre.
Heimdall de chamakoso
Poseía una vista tan aguda, que era capaz de ver perfectamente en cien millas a la redonda. También poseía  un fino oído, tanto que podía oír crecer la hierba, el aleteo de una mariposa y como crecía la lana en las ovejas. Podía además, permanecer despierto varios días.
Con estas características, el resto de los dioses decidieron que fuera el guardián de Asgard y del Bigfrost, el arco iris que es su puente de acceso. Para estar cerca del puente, construyó en el punto más alto de este, su palacio, que nunca estaba vacio, porque el resto de los dioses apreciaban su presencia.
Aparte de ser el guardián, también su padre le dio el título de ser dios de las lluvias fertiles y rocíos, que traen buenos tiempos a la Tierra.
Cuando se le asignó la tarea de guardián, Odín le regaló un fabuloso cuerno (Gjallarhorm), para avisar de llegadas de enemigos, y con el que avisaría de la llegada del fin del mundo: el RagnaröckPara tener este instrumento siempre a mano, o bien lo colgaba de una rama del Yggdrasil sobre su cabeza o lo sumergía en las aguas del manantial de Mimir. 
Varias veces se enfrenta a Loki. Este, una vez, intentó robar el collar de Freya. Escuchó unos molestos pasos que pensaba que eran de gato, que iban al palacio de la diosa. Al mirar con su con su estupenda vista, vio como Loki se acercaba a la cama donde dormía la diosa. Heimdall se lanzó inmediatamente en persecución del ladrón. Para evitar ser decapitado, se convirtió en un fuego azul, y para darle caza, Heimdall envió lluvia para apagar el fuego. Pero, Loki, alteró su forma para transformarse en un oso polar que abrió sus fauces para tragarse el agua. Heimdall, sin dejarse intimidar, adquirió entonces a su vez la forma de un oso y atacó ferozmente. Pero como el combate amenazaba con acabar desastrosamente para Loki, se transformó en una foca y tras imitarle Heimdall, una última lucha tuvo lugar, que concluyó con la derrota de Loki viéndose forzado a entregar el collar, que fue debidamente devuelto a Freya.
Ilustración de Nick Beale
Se le  representado con una armadura blanca, por lo que era conocido como el dios brillante o de la luz. También con los dientes de oro, que le brillaban cada vez que sonreía. De oro eran las crines de su caballo
Todos los dioses le amaban cariñosamente y por ello se le conoce como inocente e indulgente. Era muy bondadoso.
Compartía además con Brage el honor de darle la bienvenida a los héroes en Valhalla, el paraíso de los guerreros, y, bajo el nombre de Riger, era considerado como el señor divino de varias clases sociales que componen la raza humana. Una tradición nórdica dice que descendió a la tierra y engendró en tres mujeres  tres hijos que darían tres castas: de Thrall descenderían los esclavos. De Churlseñor de los hombres libres y Jarl que seria el origen de los nobles.
Heimdall intervendrá en la lucha, en la que será muerto por el dios Loki. Aunque será símbolo de Poder porque será el último dios en caer en el Ragnarok .