lunes, 28 de febrero de 2011

KALI, DIOSA NEGRA DE LA DESTRUCCIÓN

Es una de las diosas principales del panteón hinduista.
Es una diosa muy compleja, Se la considera, tanto una diosa destructiva, llena de ira y muerte, como llena del más infinito amor. Diosa del tiempo y del cambio.
Desprovista de toda belleza. La Madre Kali, quizás es la divinidad femenina más importante dentro del hinduismo . Su aspecto puede parecer grotesco a primera vista, pero ella para los indios es la Madre Divina y simboliza lo bueno y aterrador presente en la naturaleza cósmica, ella posee los atributos de la creación, conservación y destrucción de todo cuanto existe, teniendo como característica por esto mismo las tres fases de la Luna.
Entre las leyendas sobre su origen, la más aceptada es que su nacimiento fue a través de la frente de la diosa Durga, durante una de tantas batallas contra demonios en la que estaba presente. Tal era la furia de Durga, que nació Kali, pasando a representar la forma poderosa de rabia de su madre. Tuvo que ser detenida por su marido, el dios Shiva, poniendose bajo sus pies. 
En el mundo antiguo la Diosa encarnaba Todo. Es la diosa que promueve la destrucción como parte primordial del amor. En ella convivían las manifestaciones más diversas y contradictorias y era tanto la creadora como la destructora. Todos los contrarios de la vida se combinaban en su figura: bueno-malo, vida-muerte, creación y destrucción. No se concebía la existencia de uno sin el otro y estos atributos eran solamente polaridades de una Unidad.
En su fase destructiva la  Diosa Madre, es descrita en la mayoría de los casos como un ser negro terrorífico, desnudo, que porta un collar formado por 51 calaveras humanas y unos pendientes hechos con restos de cuerpos humanos, con un rostro espantoso, los dientes manchados de sangre y la lengua fuera. Tiene cuatro brazos que simbolizan un dominio absoluto sobre todas las cosas finitas. En una mano esgrime una espada ensangrentada, en la segunda sostiene una cabeza humana cortada, y las otras 2, las eleva, para indicar la fuerza de su espíritu y la ausencia del miedo, alentando así a los suyos. 
Kali, de Kometani
Cuando Kali es adorada con amor, en su aspecto creador, su aspecto terrible deja de causar miedo.  Ella aparece en una forma amorosa  y protectora. El Amor de la Madre Kali es tan grande como su furia, su Amor es ilimitado y eterno. Es muy generosa y concede dones y quita el miedo, y lucha contra la ignorancia y la mentira. Con sus tres ojos, que representan el sol, la luna y el rayo ( o fuego) (el tercero de sus ojos, representado con un punto rojo en la frente), puede ver el pasado, el presente y el futuro. Es vista como la Madre de todo el Universo. Debido a su terrible apariencia se la considera una gran protectora, a quien se puede acudir en momentos de necesidad y pesar. También representa a la madre del lenguaje y de todos los mantras.
La “Madre del Karma” Kali, La Terrible, de ella depende también la salud, los placeres y la  alegría de existir. Ella es la responsable  de los  hilos de la creación, la  preservación, el karma y la destrucción. Controla el tiempo soltando o trenzando su cabello. Rige las  actividades sexuales, es la encarnación del amor desenfrenado, la magia negra, la venganza, el miedo, la  reencarnación, la regeneración, los deleites, los sueños y la intuición  y el deseo de vivir. También defiende a los niños y a los necesitados  Se la asocia también con aquella parte humana salvaje y ancestral, que  no habla y solo siente, nuestro aspecto más visceral y emotivo.
Sus lugares de culto favoritos, son aquellos relacionados con la muerte: campos de batalla, cementerios, crematorios... Para vencer a sus enemigos, bebe su carne y come su carne fresca, de ahí, que muchos devotos, se lo tomaran al pie de la letra, e hicieran sacrificios humanos a la diosa.
Esposa fiel del dios Shiva. Él es el único capaz de apaciguarla.
Sus símbolos son la luna llena, el tridente, el sándalo, la rosa, el jazmín y la ceniza
Ella es la guerrera de los mundos, que nunca evita la batalla
Se asocia a diferentes diosas, como Durga, Parvati, Uma, Himavati, y más. Los hindúes creen que la repetición de cualquiera de los nombres de sus dioses (entre los que se incluye Kali o Kali Ma) dan energía especial al devoto.

También se puede representar a la diosa con diez cabezas, diez brazos, y diez piernas. Es la llamada Mahakali 

viernes, 11 de febrero de 2011

EL VENTOLIN

Ilustración de Iriloth

Es un hermoso duendecillo alado, inofensivo, de caracter dulce y agradable, común en la zona norte de España, sobretodo, en las poblaciones cercanas al mar.
Su hábitad son los vientos, la brisa y el aire, sobretodo marino, aunque también penetran a tierra, para transportar el perfume de las flores en primavera y recoger estas para hacer collares a las sirenas. Estas, a cambio, les regalan caracolas, que emplean para alertar a los pescadores cuando se acerca una tormenta.
Es un duende muy trabajador. Ayuda por la mañana a extender el rocío sobre los campos secos, y por la noche, a dormir a los niños rebeldes con sus dulces voces.
Transportan además, las palabras de los enamorados, y son la inspiración de muchos poetas.
Amigo de los viajeros, les recompensan con aire fresco cuando están cansados en los días calurosos, y a los pescadores que se alejan de la orilla, con sus brisas, hacen que no se pierdan en el mar.Al parecer, también les protegen del frío con sus alas.
 De hecho, dicen que los viejos marineros les cantaban:
Ventolines, ventolines,
ventolines de la mar:
este viejo está cansado
y ya no puede remar.
Les gustan vivir en las cuevas que hay en las costas, para poder sobrevolar las olas durante el día y ayudar a los pescadores a recoger las redes, y por la noche, flotar sobre los rayos de la luna que son más brillantes junto al mar.
Ellos son los encargados de llevar el ultimo aliento de los marineros a sus familias. Ayuda a las almas a partir de los cuerpos de los difuntos para abandonar el mundo terrenal.
Aunque parientes, son contrarios a los nuberos, más traviesos que los ventolines
En las noches de San Juan, se reunen con las Xanas para cantar con sus hermosas voces.

lunes, 7 de febrero de 2011

CARONTE, EL BARQUERO DEL HADES


dibujo de nJoo
Este viejo gruñón y malhumorado, de ojos llamenates, canoso y vestido con harapos, es el encargado de transportar las almas de los recién fallecidos a las profundidades del Averno. 
Era hijo de Erebo, la oscuridad, y del hermano de este, la diosa de la noche, Nix
Mediante el pago del óbolo, que consistía, o bien en una moneda de oro en la boca del difunto, o dos sobre los ojos, las almas podrían cruzar la laguna Estigia, aunque algunos comentan que era el río Aqueronte el lugar por donde se hacía el paso.
De hecho, El Estigia es sólo uno de los cinco ríos del mundo subterráneo que existen en el Hades separandolo del mundo de los vivos. Estos cinco ríos del infierno son Aqueronte (el río de dolor), Cocito (el río de lamentos), Flegetonte (el río de fuego), Lete (el río del olvido), y, por último, Styx. que significa "odio" y expresa el horror de la muerte. 
Las almas llegaban a la entrada del inframundo a manos del dios Hermes. La única condición para entrar, era estar muerto. La barca era arrastrada por las propias almas de los difuntos, que eran golpeadas por una larga vara que llevaba Caronte, si no hacían caso de sus órdenes. Caronte no duda en echar de su barco sin piedad las almas cuyos cuerpos recibieron sepultura o cremación inadecuado. Aquellos que no eran enterrados de manera correcta, sin las monedas, sus almas quedarían en la orilla, esperando quizás durante 100 años, para que el barquero al fin los transportara.
La barca de Caronte, Luca Giordano
Pero Hércules, le obligó por la fuerza, propinándole una paliza con su propia vara,  a cruzar el río.Por ello, fue castigado durante un año, a permanecer en una urna.
También Eneas atravesó el río, pero este, pagó con una rama de oro, que le había dado la sibila de Cumas
Orfeo también consiguió burlarle encandilándole con la música de su lira, para traer a su amada driada Eurídice, aunque esta finalmente, se tuvo que quedar en el inframundo.
Psique también consiguió ir y volver viva.
En algunos dibujos, aparece representado como un demonio alado, con la cabellera entremezclada de serpientes y llevando un mazo en la mano.
Caronte en el juicio final, de Miguel Angel
 Nadie sabe si su trabajo es una tarea impuesta, o por el contrario, fue escogido por él mismo.